Camino al Cielo

En la granja de Pontevedra, la segunda que tuvimos, también se reúne a los niños que viven allí y a los del barrio y cada semana se lleva a cabo una actividad para ellos.

Dios nos ayudó y aquí hay aulas, parque, juegos, baños y quincho para los niños, todo lo cual es muy bien aprovechado por muchos de ellos.