Oriente

El viejo hotel que compramos aquí cada día queda más bonito. ¡Gracias al Señor!