Micro

Ya tenemos el micro que Dios nos dio para que los hermanos puedan venir a las reuniones. Pronto, Dios mediante, tendremos el segundo.