Horas Felices

La Hora feliz es una tarea muy apreciada en nuestro medio. Trabajamos con chicos de barrios pobres, algunos niños provienen de lugares marginados y son hijos de personas olvidadas, que dejaron de lado los valores morales y humanos, o no los conocieron nunca. Otros, vienen de casas muy precarias con solo una habitación para toda la familia y a veces sin baño. La delincuencia, las drogas, la pobreza extrema, la violencia, el desorden, y la falta de moral son una amenaza constante para ellos.

La tarea principal se desarrolla en las calles, aunque tenemos espacio físico donde reunirnos. Vamos a buscar a los niños casa por casa, nos introducimos en su mundo, jugamos y hablamos con ellos y visitamos a sus padres. Nuestro objetivo es ayudar en lo que esté a nuestro alcance para lograr que vivan mejor con la guía del Evangelio.

El trabajo no termina en los niños, sino que tratamos de llegar a toda la familia. Luchamos contra lo malo de su entorno, pues son pocas las horas en las que están con nosotros.

Así llega el Evangelio a estos barrios. No es tarea fácil y para ser bien recibidos, tenemos que acompañar nuestras palabras de paz, amor y esperanza, con hechos. Para esto, se forman equipos de servicio y ayuda, los que trabajan en la mejora de viviendas, limpieza, visitas, cuidado de enfermos, reparto de alimentos, enseñanza cristiana, oficios, ayuda escolar, etc.

La mayoría de los obreros en estos lugares son jóvenes capacitados por la experiencia, con los niños y con Dios. Asistimos a cientos de chicos. En barrios, en la selva, en el interior del país y en nuestra ciudad. Además de acercar el reino de Dios con mucho esfuerzo, logramos dar enseñanzas, juegos, almuerzos, meriendas diarias, ayuda escolar, oficios y otras actividades que son muy bien recibidas por todos.

Anhelamos que la misericordia del Señor, sea derramada abundantemente sobre estos barrios pobres, donde hace falta la palabra de Dios.

...Y el trabajo sigue.

Grupo de Avanzada

Es un grupo de maestros y ayudantes, que tienen el propósito de abrir nuevos lugares, a fin de alcanzar a más niños para el reino de Dios. Van a barrios nuevos, hospitales, colegios, escuelas de niños especiales, etc.

Logística

Como trabajamos con niños y necesitados, poco a poco se ha ido formando una estructura de apoyo en varias áreas que sirve a otros centros. Lo que ofrecemos siempre es práctico y tiene buenos precios. Esta área sirve a muchos y te puede servir a ti.

Éste es el departamento que destina y administra los alimentos para las distintas horas felices. La primera fuente de ingresos es la fe en Dios. Proveemos cubiertos, vajilla, útiles escolares, pizarras, tizas, material didáctico y otros muchos elementos de manera gratuita a nuestros lugares.

Páginas